Aumenta la fuente
y
mejora el contraste

Mujeres: cáncer y sexo sí pueden ser compatibles

Lectura 5 min

¿Puedo mantener una vida sexual activa ? Sí y aquí te damos algunas respuesta sobre algunas dudas femeninas referente a cáncer y sexo

Mujeres, cáncer y sexo
Fotos: Getty Images.

De acuerdo con la Asociación Americana Contra el Cáncer, una de las inquietudes frecuentes que tienen las mujeres que luchan contra el cáncer o que lo acaban de superar es, ¿qué pasa con mi sexualidad

Los tratamientos para combatir esta enfermedad suelen traer consigo cambios físicos y emocionales, incluso después de superarse. Estos cambios pueden tener efecto directo en su deseo y capacidad para mantener una vida sexual activa.

Aunque el tratamiento no esté dirigido exclusivamente a los órganos reproductivos de las mujeres, puede alterar su imagen corporal, estado de ánimo y nivel de energía.

Como primera recomendación es importante hablar abiertamente del tema con los médicos especialistas tratantes. Ellos valorarán la situación y orientarán durante y después del tratamiento.

LEER TAMBIÉN
HOMBRES: VIDA SEXUAL DESPUÉS DEL CÁNCER

Mujeres, cáncer y sexo_2

Síntomas y efectos secundarios durante y después del tratamiento contra el cáncer

Durante el tratamiento contra el cáncer, las mujeres pueden desarrollar algunos trastornos que también pueden manifestarse poco después de la terapia o años más tarde. Si se detectan cambios o síntomas extraños, hay que informar de inmediato a los médicos.

Posibles efectos sexuales secundarios

  • Disminución o pérdida del deseo sexual.

  • Incapacidad de alcanzar o mantener la excitación sexual.

  • Disminución o pérdida de lubricación.

  • Dificultad o incapacidad para tener un orgasmo.

  • Dolor durante las relaciones sexuales.

  • Dolor o adormecimiento de los genitales.

Tratamientos_cáncer_sexo

Tratamientos que afectan la sexualidad de la mujer

  • Radioterapia. Después de ser sometida a este tratamiento generalmente disminuye el deseo sexual y se presentan síntomas de fatiga, náuseas, vómitos y diarrea. Además, la radioterapia en la zona de la pelvis puede provocar sequedad vaginal y dolor, molestias que pueden durar incluso semanas después del tratamiento.

  • Quimioterapia. Los efectos de este tratamiento también repercuten en el deseo sexual y la imagen física, que se pueden manifestar con: aumento  o pérdida de peso, náuseas, vómito y diarrea. La quimioterapia inyectada en la pelvis o vejiga pueden causar irritación y las relaciones sexuales se tornarían dolorosas. Además, las mujeres jóvenes podrían perder la función ovárica, lo cual puede ser transitorio o permanente.

  • Otros fármacos. Hay medicamentos, como analgésicos o antidepresivos, que también se suministran como parte del tratamiento que pueden provocar desinterés sexual.

  • Cirugía ginecológica. Este tipo de operaciones puede afectar la longitud de la vagina, así como los nervios, músculos e irrigación sanguínea, incluso pueden quedar secuelas como dolor pélvico crónico. A las mujeres que se les retiran los ovarios y todavía no están en la menopausia, manifiestan estos síntomas de forma prematura.

  • Cirugía colorrectal o de vagina. Son casos donde se extirpa en su totalidad,  colon, recto o vejiga. Algunas pacientes requieren de colostomía o urostomía, cirugías especiales para que el cuerpo deseche orina y heces fecales. Cualquiera de ellas afecta la actividad y funcionalidad sexual.

  • Mastectomía. Es la cirugía que se realiza para extirpar uno o ambos senos por completo o parcialmente, lo que afecta la imagen corporal.

  • Terapia hormonal. Las terapias antiestrógenos generan síntomas similares a los de la menopausia, como bochornos, sequedad vaginal, dolor durante el coito y disminución del deseo sexual.

Mujeres, cáncer y sexo_3

Salud mentar para compaginar cáncer y sexo

Los problemas emocionales suelen agudizarse en las pacientes con cáncer y quienes lo han superado. Esto puede influir en el comportamiento sexual, ya que se desarrolla un temor a que regrese el cáncer, sentimientos de impotencia, tristeza o frustración, inconformidad con el físico, ansiedad y falta de comunicación con la pareja.

TE PUEDE INTERESAR:
ORGASMO FEMENINO Y SUS BENEFICIOS EN LA SALUD

¿Qué se puede hacer para que el cáncer y sexo sean compatibles?

Algunos médicos recomiendan el uso de:

  • Humectantes vaginales. No contiene hormonas. 

  • Terapia física del suelo pélvico. Auxilia a las mujeres con músculos del suelo pélvico tensos o blandos. Promueve la relajación y fortalecimiento de los músculos y de esta forma facilitar el coito.

  • Dilatadores vaginales. Estos instrumentos extienden la vagina y reducen la estrechez. Combinados con los lubricantes podrían mejorar la experiencia al intentar sostener relaciones sexuales.

  • Estrógeno vaginal. Hay cremas o comprimidos de estrógeno que se aplican directamente en la vagina, lo que podría beneficiar el deseo sexual, pero deben ser autorizados por un médico.

  • Dehidroepiandrosterona (DHEA) intravaginal. Alivia la resequedad vaginal o el dolor sin aumentar los niveles de estrógeno, ya que hay tipos de cáncer sensibles al estrógeno.

  • Lidocaína vaginal. Se coloca en la vulva antes de la actividad sexual para reducir el dolor y aumentar la satisfacción.

El cáncer y el sexo pueden ser compatibles siempre y cuando se esté perfectamente guiada por médicos especialistas. Además, es importante contar con el apoyo de la pareja y de otras personas que hayan atravesado por esta situación. 

NO TE PIERDAS:
¿REJUVENECIMIENTO VAGINAL? SÍ Y PARA ESTO SIRVE

STAFF
direccion_editorial@sergrande-web.com

© Todos los derechos reservados

Etiquetas: , ,

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen publicitaria

Recibe las últimas noticias de
Ser Grande en tu correo

Suscríbete

Sigue nuestras
redes sociales

Imagen publicitaria

Ser grande en instagram

No images found!
Try some other hashtag or username
Síguenos