Aumenta la fuente
y
mejora el contraste

Familias con dos mamás: retos y bondades

Lectura 4 min

Las familias con dos mamás o lesbomaternales no sólo enfrentan las problemáticas de la crianza, también prejuicios y límites legales

Familias con dos mamás
Foto: Getty Image

Ana De Alejandro García se define a sí misma como una activista, feminista, lesbiana, madre y madrastra.  

Ella lidera la colectiva Red de Madres Lesbianas en México y además es asesora legislativa del Congreso de la Ciudad de México en la Comisión de Igualdad de Género, presidida por la Diputada Ana Francis Mor López Bayghén Patiño.

Foto: Cortesía Ana De Alejandro

A través de su trabajo Ana De Alejandro busca ampliar mentes y mostrar que la calidad de la familia no depende de la heterosexualidad de los padres, sino del amor y los valores puestos en práctica e inculcados a los hijos.

En Ser Grande tuvimos la oportunidad de platicar con Ana De Alejandro quien nos habla de los retos que enfrentan las familias con dos mamás.

PUEDES LEER: “SALIR DEL CLÓSET” DESPUÉS DE LOS 50: LOS RETOS

Familias con dos mamás: los retos

Familias con dos mamás
Foto: Getty Image

1.   Nombrar a la familia

Por mucho tiempo dar nombre a las mamás lesbianas fue muy difícil y lo que no se nombra no existe. Por lo tanto ni ellas ni su familia existían legalmente.

Hoy a las familias donde hay dos mamás e hijos se les llama lesbomaternales, lamentablemente hay muchos estados en México donde no se les reconoce y por lo tanto pierden sus derechos. 

2.   El matrimonio

A la fecha sólo en 25 estados de los 32 es posible celebrar un matrimonio igualitario.

Esto obliga a muchas parejas a hacer turismo de trámites para poder casarse y proteger a su pareja y a su familia. 

La misma problemática enfrentan para poder registrar a los hijos o para el divorcio.

3.   El reconocimiento de los hijos

El reconocimiento por parte de una mujer hacia  los hijos de la nueva pareja (los cuales concibió previo al matrimonio) no está regulado en todos los estados.

Esto limita a los niños de obtener derechos que la nueva madre podría brindarles, como seguridad social, por ejemplo.

4.   La gestonormatividad

En ocasiones la ley considera a la madre gestante la más importante y en caso de separación le otorga la preferencia y custodia sobre los hijos, sin saber que quizás ella gestó al hijo, pero los óvulos fueron de la otra pareja.

Pero por otro lado tomar en cuenta sólo la carga genética tampoco es ideal, pues los biologísmos no son determinantes para el vínculo que cada madre tiene con sus hijos.

5.   Sobrevigilancia por parte de las instituciones

Si bien las mamás lesbianas son tan falibles como el resto de las madres, a ellas se les vigila más social y legalmente. Esto les lleva a una sobre exigencia.

6.   La elección de escuelas y grupos sociales para sus hijos

Se requiere encontrar grupos y escuelas que tenga bien trabajado la no discriminación y ofrezca la educación de calidad y el cariño que merecen los niños.  

PUEDES LEER: MADRES Y ABUELAS FUERA DE SERIE

Super familias

familias lesbicomaternales
Foto: Susannah Townsend

Todas estas dificultades legales que se suman a la crianza habitual han convertido tanto a las mamás como a sus hijos en seres humanos muy resilientes.

 “De acuerdo con estudios, los hijos de madres lesbianas tienen mayores habilidades sociales, verbales y emocionales, es decir poseen mayor inteligencia emocional”, afirma Ana De Alejandro.

Además, sus hijos exploran su orientación, identidad y expresión de género antes que el resto, pues desde pequeños se les otorga información con apertura y sin tabúes o prejuicios.

Por lo tanto, crecen como personas abiertas a las diferencias y mucho más fluidas.

SUSCRÍBETE SIN COSTO A SER GRANDE Y RECIBE BENEFICIOS EXCLUSIVOS: AQUÍ

La importancia de los abuelos en las familias con dos mamás

abuelos familia lesbicoparental
Foto: Getty Image

Ana De Alejandro subraya la importancia que los abuelos tienen en las familias lesbomaternales.

Ellos pueden contribuir de manera importante creando un ambiente amoroso y de contención para sus hijas y nietos evitando críticas basadas en prejuicios.

“Una sociedad abierta a las diferencias es mucho más rica en todos los sentidos, por eso es importante que todos, desde los más pequeños hasta los adultos mayores, contribuyan a la consolidación de la sociedad amorosa que quieren heredar”, concluye la activista.

© Todos los derechos reservados

Etiquetas: , , , ,

Compartir este artículo

Mariana Chávez Rodríguez

Comunicóloga especialista en temas de salud. Premio Nacional de Periodismo en Salud 2007. Maestra en educación y terapia psicoanalítica.

marianasergrande@gmail.com

Otros artículos del autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen publicitaria

Recibe las últimas noticias de
Ser Grande en tu correo

Suscríbete

Sigue nuestras
redes sociales

Imagen publicitaria

Ser grande en instagram