Aumenta la fuente
y
mejora el contraste

Zonas erógenas: ¿qué son y cómo estimularlas?

Lectura 4 min

Mujeres y hombres estamos llenos de terminaciones nerviosas desde la cabeza hasta los pies, solo hay que saber estimularlas para una vida sexual placentera

Fotos: Getty Images.

Las zonas erógenas son aquellas que, debido a su sensibilidad, provocan placer al ser estimuladas, dado que acumulan muchas terminaciones nerviosas. Y no solo se trata de órganos sexuales. 

Para que una relación sexual sea plenamente satisfactoria se requiere conocer las zonas erógenas de la pareja y saber cómo estimularlas, pues cada persona reacciona de manera distinta. De ahí la importancia de explorar todas y cada una de ellas, así como saber qué sensación genera. 

Cómo explorar las zonas erógenas

Empecemos por la cabeza, un masaje suave con caricias que revoloteen el cabello es un buen comienzo, incluso llega a ser una técnica de relajación. Después, se pueden emplear caricias y besos desde la nuca hasta el cuello, para producir esos escalofríos que recorren la espalda.

Te puede interesar:
Sexo tántrico, más allá del acto sexual

Los lóbulos y la parte trasera de las orejas, que son especialmente sensibles en los hombres, también son consideradas zonas erógenas; no excluyas esta parte del ritual.  

Recuerda que los labios juegan un papel primordial en la identificación de zonas erógenas, siendo ellos mismos una de las principales. 

Al centro del placer

Más abajo, en el área de los pechos, las mujeres resultan tener mayor sensibilidad que los hombres, de hecho es una de las principales zonas erógenas de ellas, aunque cada mujer necesita un modo diferente de estimulación, que va desde caricias con toda la mano hasta suaves mordidas o apretones en los pezones erectos. 

Después viene el suelo pélvico, para las mujeres es donde se localiza clítoris, vulva y vagina, mientras que en los hombres se refiere a testículos, escroto y pene. Esta área es la de mayor carga sexual en cuanto a excitación se refiere y se pueden obtener distintos orgasmos estimulando solo uno de ellos.

No los descartes

Al final, y no menos importantes, están los pies. Para muchos producen sensaciones de placer, más allá de las cosquillas. 

También la piel está considerada zona erógena, especialmente la que cubre parte interior de brazos y muslos, abdomen (cerca del ombligo), espalda y laterales del tórax. 

Estas son algunas de las zonas erógenas del cuerpo humano. Sin embargo, ya lo dijo la sex symbol Raquel Welch, “la mejor zona erógena es la mente”. 

No te pierdas:
5 libros eróticos para leer solo o en pareja

Es momento de explorar tu cuerpo y el de tu pareja, estudiar las reacciones a caricias y besos y descubrir que las zonas erógenas son una garantía para una vida sexual plena. 

Dato curioso sobre las zonas erógenas

De acuerdo con la investigación Reports of intimate touch: Erogenous zones and somatosensory cortical organization, publicada en la revista internacional de neurociencia Cortex, mujeres y hombres comparten la mayoría de zonas erógenas, aunque ellas son más sensibles que ellos. 

También puedes leer:
“Viagra” para mujeres: sí existe y así funciona

En la calificación de las zonas erógenas femeninas, estableciendo el grado de sensualidad con una puntuación del cero al diez, las mujeres así las calificaron: clítoris (9.1), vagina (8.4), labios (7.9), cuello (7.5), pechos (7.3), pezones (7.3), parte interna de los muslos (6.7), nuca (6.2), orejas (5) y glúteos (4.7).

En primer lugar de las zonas erógenas masculinas está el pene (9), seguido por labios (7), testículos (6.5), parte interna de los muslos (5.8), cuello (5.6), pezones (4.8), perineo (4.8), nuca (4.5) y orejas (4.3).

STAFF
direccion_editorial@sergrande-web.com

© Todos los derechos reservados

Etiquetas: , , , , , ,

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen publicitaria

Recibe las últimas noticias de
Ser Grande en tu correo

Suscríbete

Sigue nuestras
redes sociales

Imagen publicitaria

Ser grande en instagram