Aumenta la fuente
y
mejora el contraste

Amomoxtli, un templo para el descanso en Tepoztlán

Lectura 3 min

¿Te urge un descanso de la nueva normalidad? En Tepoztlán hay un refugio como pocos y con la mejor vista al cerro del Tepozteco: Amomoxtli

Foto: Cortesía Amomoxtli

Tras un sobrio portón de este Pueblo Mágico, en Morelos, hay un camino empedrado que lleva a una antigua quinta familiar cuyo estilo arquitectónico es tipo Luis Barragán, y hoy está transformada en un exclusivo alojamiento con una envidiable vista al Cerro del Tepozteco, considerada una montaña sagrada. 

Amomoxtli es un hotel boutique que ofrece descanso total. Es un sitio para desconectarse de todo:

No hay televisión en las habitaciones, aunque sí hay conexión WiFi, pero el objetivo es encontrar calma en un entorno pleno de verdor, con cuidados jardines y centenarios árboles. 

También hay una confortable cama con edredones de pluma y sábanas de 350 hilos, y una terraza privada con un mullido sillón y un fogatero propio.

Justo al amanecer, ese espacio se transforma en ideal con los sonidos de la naturaleza alrededor y la compañía de una canasta con humeante café y unas galletas recién horneadas. Así el día comienza bien, muy bien.  

Previo al desayuno se puede participar en una sesión de meditación, una clase de yoga o dar un paseo por los jardines para descubrir ahuehuetes y amates, así como cactáceas, buganvilias y distintas hierbas que se usan tanto en la cocina como en el spa. 

El día transcurre en calma, casi siempre cerca de la alberca climatizada, desde uno de los camastros que miran permanentemente a la montaña y que muestran sus distintas facetas según la hora. 

PUEDES LEER: ZACATECAS PARA ADULTOS MAYORES Y NO TAN MAYORES

Amomoxtli: con mucho gusto

Lo único que logra arrancar al huésped de esa comodidad es el restaurante Mesa de Origen (el único espacio abierto al público en general) que enaltece la experiencia con platos preparados con ingredientes regionales, especialmente diseñados para la restauración del alma y del cuerpo. 

SUSCRÍBETE SIN COSTO A SER GRANDE Y RECIBE BENEFICIOS EXCLUSIVOS: AQUÍ

Hay opciones interesantes para saborear: desde chilaquiles de mole con cecina de res y nopales hasta un chamorro en salsa de chile manzano, un pollo almendrado o un conejo en mole de ceniza. También hay gorditas rellenas de frijol negro con perfume de epazote, quesadillas de flor de calabaza y huitlacoche o una amplia variedad de pizzas a la leña. 

De postre, sin duda, un tamalito de chocolate, aunque los churros y los buñuelos son una ineludible tentación.

Amomoxtli, parte del grupo Hamak Hotels, se localiza a menos de una hora de distancia de la Ciudad de México y es un hotel solo para mayores de 13 años. 

© Todos los derechos reservados

Etiquetas: , , , ,

Compartir este artículo

Ivett Rangel

Periodista desde hace 25 años con una inquietud permanente por saber más y compartir lo aprendido.

travelrangel522@gmail.com

Otros artículos del autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen publicitaria

Recibe las últimas noticias de
Ser Grande en tu correo

Suscríbete

Sigue nuestras
redes sociales

Imagen publicitaria

Ser grande en instagram

No images found!
Try some other hashtag or username
Síguenos