Aumenta la fuente
y
mejora el contraste

¿Por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre?

Lectura 4 min

Te has preguntado por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre. Investigaciones arrojan que en realidad Jesús no nació en esta fecha

¿Por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre?
Foto: Getty Image

El 25 de diciembre se celebra a nivel mundial la Navidad, para conmemorar el nacimiento del niño Jesús de Nazaret.

Su nacimiento, de acuerdo con algunos pasajes bíblicos, es la respuesta de Dios (Jehová) ante el desamor de los hombres.

Y qué mejor muestra de amor que mandar a la Tierra a su hijo a enseñarnos a amar, al menos eso dice la Biblia. Pero ¿realmente Jesús nació el 25 de diciembre?

PUEDES LEER: BASÍLICA DE GUADALUPE: DATOS CURIOSOS Y POCO CONOCIDOS

¿Por qué celebramos la Navidad el 25 diciembre?

¿Por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre?
Foto: Getty Image

En realidad, no existe ningún indicio histórico de que el 25 de diciembre haya nacido Jesús.

De hecho, según investigaciones basadas en el Evangelio de Lucas, lo más seguro es que Jesús hubiese nacido en septiembre.

Lo anterior, debido a que de acuerdo con Lucas por esas fechas el emperador Cesar Augusto mandó realizar un padrón de personas.

Con base en este patrón y lo dicho por Lucas, Jesús nació seis meses después de Juan el Bautista quien nació en marzo y por lo tanto Jesús debió nacer en septiembre.

Otro hecho que hace cuestionar la fecha es que según los evangelistas durante el nacimiento de Jesús los pastores cuidaban los rebaños al aire libre.

Este pasaje hubiese sido imposible en diciembre, por lo que el nacimiento de Jesús se sitúa más bien en abril, mes en el que sí ocurre la renovación del rebaño.

PUEDES LEER: LA VIDA ES UN CARNAVAL, ¿SABES EL ORIGEN DE ESTA FIESTA?

De Saturno a Jesús

Dios Saturno Navidad
Foto: Getty Image

Todos estos indicios han hecho pensar a expertos que en realidad el objetivo de otorgar esta fecha como posible nacimiento del mesías obedece al interés de cristianizar las fiestas populares y los ritos precristianos, que sí se realizaban en los meses de invierno.

Por ejemplo, los romanos celebraban del 19 al 25 de diciembre fiestas en honor a Saturno, dios de la agricultura y la cosecha.

Pues en estas fechas la cocha terminaba y los campesinos podían descansar.

Estas celebraciones representaban el nacimiento de un nuevo año de luz (o nacimiento del sol o solsticio de invierno), tras el fin del periodo más oscuro del año.

Se trataban de festividades estilo carnaval y el descanso en el trabajo era aprovechado por los campesinos para visitar a sus familiares y amigos.

Durante dichas visitas se celebraban deliciosos banquetes y en ocasiones también se intercambiaban regalos.

El 25 de diciembre además los romanos celebraban la fiesta de Natalis Solis Invicti, pues este día ocurría el solsticio de invierno.

También, el nacimiento de Mitra, dios iraní de la Justicia, se fija en esta fecha.

Se cree que fue Constantino (306 a 337) quien estableció la Navidad el 25 de diciembre en el año 330.

La idea era ligar la imagen de Jesús con el Sol Invictus y la justicia.

Otras versiones señalan que fue el Papa Julio I quien fijó la Navidad el 25 de diciembre.

En el año 440 el Papa León Magno (390 a 461) reiteró la fecha para la conmemoración de la Natividad.

Finalmente, en el año 529 el emperador Justiniano (482 a 565) declaró a la Navidad la festividad del Imperio.

PUEDES LEER: ¿POR QUÉ LA SEMANA SANTA CAMBIA DE FECHA CADA AÑO?

Navidad en América

¿Por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre?
Foto: Getty Image

La Navidad y su celebración el 25 de diciembre llegó a América a través de la evangelización.

Aquí en México adquirió nuevos matices y tradiciones que luego se legaron al mundo: la piñata, la noche buena, el guajolote, etc.

No obstante, cabe mencionar que los Aztecas también celebraban, en invierno, el nacimiento del Dios Huitzilopochtli (asociado con el sol y la guerra).

PUEDES LEER: ABUELOS: ¿QUÉ TAN IMPORTANTES SON PARA LA FAMILIA?

Reflexión para Navidad

Por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre
Foto: Getty Image

Pues bien, ahora que sabemos que quizás el nacimiento de Jesús lo más seguro es que no ocurrió el 25 de diciembre, la reflexión obligada me parece la siguiente:

Lo verdaderamente importante a celebrar es lo que el nacimiento de Jesús representa.

De acuerdo con la Biblia él nos mostró, con su ejemplo, el valor del respeto, la calidez, el amor, amistad y solidaridad.

Valores que hoy más que nunca se requieren llevar a la práctica sin importar si se es o no creyente.

Ahora que ya sabes por qué celebramos Navidad el 25 de diciembre en Ser Grande te invitamos a que nos platiques cómo pones en práctica estos valores en estas fechas y en el resto del año.

También compártenos cómo te hace sentir aplicar estos valores en tu vida. 

© Todos los derechos reservados

Etiquetas: , , , , , , ,

Compartir este artículo

Mariana Chávez Rodríguez

Comunicóloga especialista en temas de salud. Premio Nacional de Periodismo en Salud 2007. Maestra en educación y terapia psicoanalítica.

marianasergrande@gmail.com

Otros artículos del autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen publicitaria

Recibe las últimas noticias de
Ser Grande en tu correo

Suscríbete

Sigue nuestras
redes sociales

Imagen publicitaria

Ser grande en instagram