Aumenta la fuente
y
mejora el contraste

Asumir tu orientación sexual en la vida adulta, los retos

Lectura 5 min

Asumir tu orientación sexual en la vida adulta puede tener muchos retos. Dos expertas nos dicen cómo superarlos

salir del closet
Foto: Getty Image

La década de los cincuenta años es una época de reflexión para muchas personas respecto a cómo han vivido su vida. Es un corte de caja para saber si continuamos por donde vamos o modificamos algunas áreas.

Por esta razón, asegura la médico sexual Claudia Rampazzo, un gran número de personas que han vivido ocultando su verdadera orientación sexual o expresión de género, deciden definitivamente, como se dice coloquialmente, “salir del clóset”.

Factores como la madurez, el desarrollo de inteligencia emocional, una comunicación asertiva, producto de la experiencia, favorecen la toma de decisión.

La apertura social a las diversas orientaciones y diversidades de género son también un motor muy importante.

Sobre todo, considerando que las personas que hoy tienen 50 años o más vivieron décadas donde la represión era una constante.

Décadas en donde se pensó que las orientaciones en realidad eran desviaciones, enfermedades y hasta posesiones demoníacas.

Lucha interna y externa

Los prejuicios en torno a la orientación sexual llevó a muchas personas a desarrollar una homofobia interiorizada y un auto rechazo.

Otros creyeron que a lo largo de una vida heterosexual podrían revertir su condición.

Cuando las actitudes homofóbicas provienen de la propia persona, se convierten en una fuerza muy perturbadora y destructiva que genera riesgos para la salud.

Las luchas que por años emprendió la comunidad LGBTIQ+ hoy rinde frutos y abre la posibilidad a que quienes vivieron “en el clóset” hoy puedan salir a la calle sin temor a ser desde vapuleados hasta asesinados.  

No obstante, todavía hay muchas batallas que vencer, y las personas de 50 años tienen las propias. A continuación enumeramos algunas.

 TE PUEDE INTERESAR: MÉXICO Y LA DIVERSIDAD SEXUAL EN ADULTOS MAYORES

Los retos de asumir tu orientación sexual en la edad adulta 

Asumir tu orientación sexual
Foto: Getty Image

Aceptación

Explica la doctora Rampazzo, también autora de “Guía de la Entrepierna” y “Prostitución marital”, que quienes hoy están en la quinta década de vida crecieron en un mundo donde la homosexualidad era considerada una enfermedad mental, una desviación, un pecado.

Enfrentar a la familia

Quienes se casaron, tienen hijos y una familia a la que aman, no quieren lastimar.  “Una mala relación con la pareja puede ser el catalizador para separarse y encontrar una nueva pareja en congruencia con nuestra orientación sexual. Aun así, dar el paso es muy complejo”, explica la psicoterapeuta gestalt Rosa María Rodríguez, fundadora del Centro del Bienestar Integral.

Agrega que es común que las parejas o ex-parejas recriminen haber sido contagiadas de alguna infección de transmisión sexual, como VIH/SIDA, pues existe el mito de que la comunidad LGBT+ es más promiscua.

 La sociedad

Explica la doctora Rampazzo que la homofobia se ha descrito como el factor más influyente en síntomas que causan angustia y discapacidad en la comunidad LGBT+.

Las actitudes discriminatorias pueden provenir de los compañeros, la sociedad e incluso de los profesionales de la salud.

El estudio Mox Kexteya, elaborado por el Instituto Nacional de Salud Pública, demostró que una cuarta parte de las y los profesionales de salud “entiende” la homosexualidad como causa de SIDA en México.

Los tabúes de la edad

Por años, el ejercicio de la sexualidad se vinculó con la juventud. Después de los 40, a quienes la ejercían sin tapujos se les calificaba de “rabos verdes”.

“Tener una vida sexual plena no debe limitarse con la edad. Incluso, con la madurez se ejerce con mucho más cuidado que en la juventud”, agrega Rosa María Rodríguez.

Enfrentar el nuevo ambiente.

Muchos son nuevos en el ambiente LGBT+, pues no lo conocieron con antelación. Son tímidos. Con los años han perdido la práctica del ligue. No obstante, aseguran las especialistas, en este momento es importante rodearse de personas que puedan entenderlos y aceptarlos.

NO TE PIERDAS:PREFERENCIAS SEXUALES: CUÁLES SON Y EN QUÉ CONSISTEN

¿Salir o no salir del clóset?

Asumir tu orientación sexual
Foto: Getty Image

Ante todos estos desafíos es lógico que muchos se sientan atraídos a mantener su sexualidad en secreto. Pero, ¿qué es mejor, enfrentarlos o seguir mintiendo?

Coinciden las entrevistadas que lo mejor es ser quien se es, sin importar lo que piensen los demás. A nivel personal y en términos de salud sexual, el ejercicio de la orientación natural es lo más saludable en términos físicos y emocionales.

A nivel familiar, la verdad también es preferible, pues según la doctora Rodríguez, las mentiras dañan por generaciones.

Agrega Rampazzo que los impactos en el hogar dependen de los antecedentes y estructura de la familia, la educación sexual, el nivel de prejuicio y homofobia imperantes.

SUSCRÍBETE SIN COSTO A SER GRANDE Y RECIBE BENEFICIOS EXCLUSIVOS: AQUÍ

¿Cómo “salir del clóset” de manera segura?

Salir del closet
Foto: Getty Image

Lo primero es el trabajo personal. Comienza por entender tu orientación sexual al igual que el color de tus ojos. No es un delito, sino que es parte de tus características y potencialidades como ser humano. Tienes derecho a tenerla, expresarla y vivirla.

Busca ayuda profesional toda vez que dicho proceso se complique o si tienes miedo a realizarlo sol@.

El siguiente paso es trabajar con tu familia. Explica la doctora Rampazzo que, en su experiencia, ha observado que los hijos “actuales” no viven las “salidas del clóset” de los padres con el dramatismo de generaciones anteriores, pues son más resilientes y conscientes de la diversidad.

Si la noticia genera una inestabilidad familiar, lo ideal es buscar ayuda psicoterapéutica.

A nivel social también se recomienda abrirse con las personas cercanas y de confianza. Incluso, sugerirles libros de educación sexual.

Si tu entorno es adverso y corre peligro tu integridad física y emocional, lo ideal es no compartir tu orientación y alejarte de las fuentes de peligro y represión radical.

Recuerda que SER GRANDE es ser tú mism@ y vivir en congruencia con lo que eres, sientes, piensas y te hace feliz. 

© Todos los derechos reservados

Etiquetas: , , , ,

Compartir este artículo

Mariana Chávez Rodríguez

Comunicóloga especialista en temas de salud. Premio Nacional de Periodismo en Salud 2007. Maestra en educación y terapia psicoanalítica.

marianasergrande@gmail.com

Otros artículos del autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Imagen publicitaria

Recibe las últimas noticias de
Ser Grande en tu correo

Suscríbete

Sigue nuestras
redes sociales

Imagen publicitaria

Ser grande en instagram

No images found!
Try some other hashtag or username
Síguenos